Entrevista a Jorge Canarias, ganador de la First Lego League nacional.

Jorge Canarias, alumno de 1º de Bachillerato: “Lo que más satisfacción me da es compartir

Nuestro alumno Jorge Canarias Costanilla de 1º Bachillerato ganó, por segunda vez junto a su equipo FS Ingenium Team, la gran final nacional de la First Lego League, una competición que potencia la ciencia y la robótica entre los estudiantes. Jorge defenderá su proyecto a partir del 25 de abril en Detroit (Estados Unidos) delante de decenas de equipos procedentes de todo el mundo. En esta entrevista, nos cuenta su paso por el concurso y el trabajo que le ha llevado.

¿En qué consiste la First Lego League?

La competición en sí tiene tres partes: una de robótica, otra del proyecto científico y otra de valores de la competición. En la robótica tenemos que resolver unas misiones muy concretas que nos proponen la organización con robots. El tema de este año era el agua, por lo que teníamos que llevar agua a una depuradora. Para el proyecto científico, teníamos que buscar un problema en el ciclo humano del agua y nosotros nos centramos en la agricultura, ya que es el ámbito en el que más agua se usa, concretamente el 72% si no recuerdo mal.

¿Y a qué os debéis enfrentar en la tercera prueba?

Se trata de hacer una presentación o teatro donde demostremos que hemos hecho los dos proyectos siguiendo los valores de la competición.

¿Cuáles son estos valores sobre los que pivota la First Lego League?

Por un lado, hablamos de copertición, una palabra inventada. Es una mezcla de compartir y competición. Además, otros valores son la integración (aplicar las cosas que aprendes en la competición fuera de ella), la inclusión (todos los del equipo cuentan lo mismo) y el descubrimiento.

¿Cómo se elige al ganador?

En cada presentación de cada uno de los proyectos, los jueces tienen rúbricas y miden diferentes ítems del 1 al 4. A final, el que tiene más puntos gana. En caso de empate, decide el robot.

Hace dos años ganasteis el campeonato nacional y fuisteis a Estados Unidos a la fase internacional. ¿Esperabais repetir este éxito?

Sabíamos que esta temporada habíamos trabajado mucho y que nuestros proyectos eran buenos como para ganar. Lo que no sabíamos era qué proyectos tenían el resto de equipos o cómo nos veían los jueces.

¿Cuánto tiempo le dedicáis a la robótica?

Al principio de temporada nos juntamos menos, generalmente los viernes a la tarde y los domingos a la mañana. En total, son unas ochos horas. Nos reunimos en la sede del equipo que es donde trabaja la parte de informática de la empresa de nuestro patrocinador, FS Estructuras. Conforme avanza la temporada y si vemos fallos en el robot o tenemos que ensayar, vamos todo lo que podemos.

¿Cuántas personas conforman el equipo FS Ingenium Team?

Oficialmente participamos 10, pero vienen niños pequeños a ayudar y a aprender. En total, somos 18. Este será mi último año en el que podré participar. Me da mucha pena, pero seguiré yendo a ayudar y a estar, porque me lo paso muy bien.

¿Qué esperas de la gran final en Detroit?

Al ser la fase internacional, ya no podemos pasar a una siguiente por lo que lo que vamos a hacer es prepararnos todo lo que podamos e iremos a divertirnos. Al final, lo que más satisfacción da es compartir con el resto de participantes.

¿Qué aprendiste de tu paso por St. Louis hace dos años?

Que al final los premios no es lo que más importa, sino que a la gente le guste y le inspire nuestro proyecto.

¿A qué te gustaría dedicarte en un futuro?

Me gustaría trabajar en el campo de la Ingeniería o de la Robótica.

¿Dónde te ves dentro de 10 años?

Ni idea, quizás en una empresa de ingeniería desarrollando más proyectos. Estos proyectos científicos que hacemos en el equipo para la competición los patentamos e intentamos sacarlos adelante. De hecho, este año hemos hecho un sensor que mide la humedad y desde la Universidad de Navarra nos han dicho que les gustaría usarlo para investigaciones. Incluso, el Gobierno de Navarra nos ha dado alguna subvención.

 

Desde el Colegio le deseamos mucha suerte a Jorge y a todos los miembros de su equipo, entre quienes se encuentra también un ex alumno, Bania Cía. Good luck!